Cómo añadir valor a tus servicios como Wedding Planner

Formarte como Wedding Planner ya te da conocimientos suficientes para poder convertirte en el mejor organizador de bodas. No obstante, para lograr el éxito, es necesario trabajar en los servicios que se ofrecen. ¿Puedes trabajar únicamente realizando un curso de Wedding Planner? Sí, puedes. ¿Puedes hacer tu contratación más atractiva añadiendo valor a tus servicios? Sí, también. ¿Cómo puedes conseguirlo? Realizando cursos complementarios que te permitan tener nociones sobre temas tan diversos como asesoría de imagen, decoración o incluso como maestro de ceremonias.

El Wedding Planner asesor de imagen

En una boda la imagen lo es todo. No podemos negar que uno de los momentos más esperados es cuando todos podemos ver a la novia; y es que el look de la protagonista del día es uno de los platos fuertes.

Hay novias que tienen claro qué tipo de vestido quieren. Hay muchas otras que están completamente perdidas. Además, también está el look de la familia más directa. El Wedding Planner que se especializa en asesoría de imagen, podrá ofrecer un servicio extra para que tanto los novios como los familiares directos estén completamente radiantes.

Un asesor de imagen ayuda a sus clientes a sacarse el máximo provecho posible. Son especialistas en ropa, sí, pero también en el resto de factores que configuran un buen look.

De esta forma, como asesor de moda hay que analizar la cara y la forma del cuerpo para poder encontrar el vestido que más le favorezca, pero también el peinado e incluso el maquillaje que puede sacar más partido al rostro de nuestra novia e invitadas de honor.

Evidentemente, como asesor de imagen, un Wedding Planner deberá estar siempre informado de las últimas tendencias en vestidos de novia y trajes para novio.

El Wedding Planner experto en decoración

Se suele caer en el error de pensar que un planner es también un decorador. Son dos trabajos completamente diferentes. Un Wedding Planner se encarga de la parte del presupuesto. Se encarga de los proveedores, de ofrecer todas las opciones a los novios y organizar todo el evento.

Una persona especializada en decoración de eventos es la que asesora y diseña el evento. Es el responsable de trabajar codo con codo con los novios y proveedores para poder diseñar el ambiente, tanto de la ceremonia como del banquete y el baile.

Realizando un curso de decoración de eventos, podrás saber cuáles son las últimas tendencias, pero también aprenderás sobre materiales, sobre telas, sobre iluminación y organización de mesas. Sabrás elegir la combinación perfecta entre mantelería y cubertería y podrás asesorar muchísimo mejor a los novios en temas de los que normalmente se ocupan los lugares en los que se celebra el evento.

El Wedding Planner y el diseño floral

Hay un sinfín de cursos que se pueden hacer para poder introducirse en el diseño floral. Puede ser un complemento perfecto si quieres especializarte en la decoración de eventos; y es que no podemos negar que los arreglos florales son una parte esencial en toda boda.

El diseño floral es el arte de hacer composiciones florales con adornos, hojas y con otros elementos decorativos mezclados con flores. Una persona especializada en este arte, sabrá transmitir emoción con estos arreglos.

El Wedding Planner especialista en flores conocerá todo tipo de flores, todo tipo de tendencia y, además, será un apoyo realmente importante para una de las piezas más cuidadas de la boda, el ramo de la novia. Poder asesorar con criterio a una novia sobre su ramo, es quizá una de las bazas más interesantes al realizar este tipo de cursos.

El Wedding Planner maestro de ceremonias

En las bodas religiosas no es necesario, pero en las bodas civiles sí, y teniendo en cuenta que estas últimas son cada vez más demandadas, no es de extrañar que ofrecer el servicio extra de maestro de ceremonias pueda ser un valor añadido.

En España no es necesario obtener una licencia para convertirse en un maestro de ceremonias. No obstante, esto no significa que no sea importante estar bien preparado. No todo el mundo puede realizar este trabajo; y es que hablar delante de un montón de desconocidos no siempre es fácil, menos en un momento tan crucial en el que cualquier fallo puede echarlo todo a perder.

Un buen maestro de ceremonias es el encargado de marcar el ritmo de la ceremonia. También debe hacer este momento ameno para los invitados; y es que aunque en muchas bodas civiles se limitan a leer los artículos del código civil, lo cierto es que una boda de estas características puede ser mucho más emotiva añadiendo un guion personalizado.

Un Wedding Planner que realice algún taller de maestro de ceremonia, aprenderá habilidades imprescindibles para comunicar en público. También aprenderá sobre inteligencia verbal o incluso técnicas de lifting de la voz. Aprenderá a calentar sus cuerdas vocales, a manejar el miedo escénico, los roles de un maestro de ceremonia, protocolo e incluso técnicas de improvisación o memorización.

El Wedding Planner diseñador gráfico

Sí, quizá sea el añadido más difícil de conseguir; y es que estos cursos son un poco más complejos. Pero esto no significa que no se pueda trabajar en ello; y es que cuando un Wedding Planner es también diseñador gráfico, el trabajo que puede realizar por los novios aumenta considerablemente.

Pensemos que el diseño gráfico dentro de una boda es muchísimo. El diseño gráfico está presente en aspectos como las invitaciones de boda, como la cartelería que se utilice el día o incluso en la web de bodas si los novios quieren hacer una.

Quizá no podamos cursar un módulo de diseño gráfico, pero sí es posible adquirir nociones básicas para poder realizar páginas web, por ejemplo. Además, hay cursos que son bastante completos. Si el mundo del diseño nos ha apasionado siempre, quizá podamos invertir un poco de tiempo en reciclar nuestros conocimientos para poder ofrecer un servicio extra a nuestros futuros novios.

Imágenes vía: greenweddingshoes,onefabday, therawphotographer